¿Qué no se puede poner en el compost? 10 cosas que NO debes agregar

que no se puede poner en el compost

Descubre en este artículo, todo sobre lo que NO se puede poner en el compost, para que de esa forma prospere tu pila de compost, ¡no te lo pierdas!


Hay al menos 100 cosas en tu casa que puedes compostar, lo que reducirá en gran medida la cantidad de basura que sacas cada semana para ir al vertedero.

Pero aunque técnicamente se puede compostar cualquier cosa que haya estado viva, algunas es mejor dejarlas fuera de la pila de compost o de tu vermicompostera, en aras de un mejor abono o humus de lombriz. Para así evitar molestias y echar a perder todo tu trabajo.

Entonces, si te has preguntado qué no se puede poner en el compost, a continuación te dejamos un listado con 10 cosas que no se debe poner en el compost.

Índice de Contenidos
  1. ¿Qué no se puede poner en el compost?
    1. 1. Caca de perro y gato
    2. 2. Bolsas de té y café
    3. 3. Cáscaras de cítricos y cebollas
    4. 4. Qué no poner en el compost: restos de pescado y carne
    5. 5. Papel brillante o recubierto
    6. 6. Etiquetas adhesivas en frutas y verduras
    7. 7. Cenizas de incendios de carbón
    8. 8. Qué no se debe poner en el compost: aserrín de madera tratada
    9. 9. Ramas grandes
    10. 10. Fertilizante sintético
  2. Conclusión sobre que no se puede poner en el compost

¿Qué no se puede poner en el compost?

1. Caca de perro y gato

Los excrementos de caballo, vaca, pollo y conejo son una gran adición a tu pila de compost. Añadirán nutrientes y materia orgánica que beneficiarán a tu suelo.

Sin embargo, no es aconsejable añadir las cacas de perros y gatos (y otros carnívoros) a tu compost o vermicompostera. Ten presente que éstos desechos suelen contener microorganismos y parásitos que no son convenientes introducir en los cultivos que vas a consumir.

Si quieres compostar las cacas de tu perro y gato, debes procesarlas por separado de tu pila de compost habitual (hay compostadores especiales sólo para los desechos de las mascotas), y sólo utilizar el compost resultante en cultivos no alimentarios.

Ver más: Cómo compostar caca de perro en una vermicompostera

2. Bolsas de té y café

Los posos de café y las hojas de té deben formar parte de una pila de compost. Como sabes, estos componentes aportan generosas cantidades de nitrógeno, fósforo y potasio, elementos esenciales para las plantas. No obstante, los posos de café y las hojas de té sólo deben añadirse al compost si no tienen bolsa, o si la misma se les ha quitado.

Las bolsas en las que vienen algunos productos de café y té contienen nylon y otras fibras sintéticas que no se descomponen en una pila de compost o vermicompostera. Además, la mayoría contienen partículas de plástico y productos químicos que seguramente no querrás en tu bebida matutina, y mucho menos en tu suelo.

Recuerda, que no se puede poner en el compost las bolsas de té o café a menos que estés seguro de que están hechas de materiales naturales, como el algodón o el cáñamo.

3. Cáscaras de cítricos y cebollas

Mientras que los restos de frutas y verduras de la cocina son ingredientes fundamentales en una pila de compost casera o en tu vermicompostera, hay dos excepciones dudosas que es preferible evitar, estas son las cáscaras de cítricos y las cebollas.

"¿Que no poner en el compost cáscaras de cítricos y cebollas?", dirás tú. Por desgracia, los productos químicos naturales y la acidez de las cáscaras de cítricos y las cebollas pueden matar a las lombrices y otros microorganismos, lo que puede ralentizar la descomposición en tu pila y echar a perder todo. Asimismo, a no ser que las cortes en trocitos, las cáscaras de cítricos tardan una eternidad en descomponerse, lo que retrasará el tiempo de utilización del compost.

Si sólo tiras ocasionalmente cáscaras de cítricos y restos de cebolla en tu cubo de compostaje, no es un gran problema, pero si haces vermicompostaje o tienes cubos de lombrices (que es una forma increíblemente cómoda y libre de olores de compostar si estás en un apartamento), entonces las cáscaras de cítricos, las cebollas y los restos de ajo son mejor evitarlos, porque dañarán a tus lombrices.

Te aconsejamos que dejes los restos de cebolla en el congelador para usarlos cuando hagas algún caldo, se mantienen muy bien y evitarás perder mucho tiempo volviendo a cortarlas.

Por otro lado, puedes usar las cáscaras de cítricos para hacer aerosoles de limpieza, o pequeños recipientes con las cáscaras para perfumar espacios de tu hogar.

que no poner en el compost
Toma nota de qué no poner en el compost

4. Qué no poner en el compost: restos de pescado y carne

Aunque técnicamente se descomponen muy bien, no es conveniente añadir restos de pescado y carne a la pila de compost o vermicompostera.

El pescado y la carne son orgánicos y añadirán nutrientes a tu jardín, pero desgraciadamente su olor actuará como un imán para las ratas, ratones, zorros, mapaches o gatos del vecindario (o incluso coyotes y osos, dependiendo de dónde vivas), que saquearán el compost para comerlos.

Además, el olor muy desagradable de la carne y el pescado en descomposición podría molestarte mucho a ti y a tus vecinos.

Entonces toma nota y recuerda que no se puede poner en el compost restos de pescado y carne.

Ver más: GUÍA DEFINITIVA: ¿De qué se alimentan las lombrices?

5. Papel brillante o recubierto

Otro de los elementos que no se debe poner en el compost son los papeles brillantes o recubiertos. Como es sabido, muchos productos de papel son un potencial forraje para el compost, especialmente los periódicos con tinta de soja, las toallas y pañuelos de papel viejos e incluso el cartón triturado. Al fin y al cabo, provienen de los árboles.

A pesar de ello, el papel que ha sido tratado con recubrimientos similares al plástico para hacerlo brillante, colorido y lustroso, como las revistas o el papel de regalo, no se descompone adecuadamente, contiene toxinas y no es apropiado para tu pila de compost o vermicompostera.

Ver más: Todo sobre la cama de lombriz

6. Etiquetas adhesivas en frutas y verduras

Esos odiosos adhesivos y etiquetas de precio en frutas y verduras están hechas de plástico o vinilo "de calidad alimentaria", y no se biodegradan. Además, son fáciles de pasar por alto, lo que significa que a menudo acaban destrozando los montones de compost.

Los compostadores municipales tampoco pueden con ellos. De hecho, varias empresas de gestión de residuos afirman que las pegatinas de productos son sus mayores fuente de contaminación del compost.

Intenta quitar estas pegatinas de los restos de fruta y verdura antes de ponerlos en la pila de compost o vermicompostera.

Se trata de un detalle menor, pero a la hora de pensar qué no se puede poner en el compost, recuerda estas pequeñas etiquetas, evitarás inconvenientes a futuro.

7. Cenizas de incendios de carbón

Otro elemento que no se puede poner en el compost es la ceniza de los incendios de carbón o de las briquetas de carbón, ya que contiene tanto azufre que hace que el suelo sea excesivamente ácido, lo que dañará tus plantas.

De igual modo, muchas briquetas de carbón están tratadas con productos químicos que no son convenientes que entren en tu compost, tu jardín o tus alimentos.

Las cenizas del fuego de la chimenea pueden añadirse con moderación, pero por favor, deposita las cenizas del carbón y de las briquetas de carbón en el cubo de la basura.

8. Qué no se debe poner en el compost: aserrín de madera tratada

Mientras que el serrín de maderas naturales no tratadas puede ser una gran adición al compost o vermicompostera con moderación, si la madera ha sido manipulada con cualquier tipo de tratamiento a presión, barniz, tinte o pintura, nunca debes añadir el serrín a tu pila de compost o vermicompostera.

Estos compuestos tóxicos no se descomponen en el proceso de compostaje y pueden llegar al suelo, afectando negativamente a la actividad de los microorganismos y a la salud de las plantas. Sólo el aserrín de la madera tratada a presión contiene arsénico y cadmio, dos toxinas que definitivamente no quieres en tu jardín ni en tus alimentos.

El aserrín de la madera tratada también tarda mucho tiempo en descomponerse porque está protegido de la descomposición por los productos químicos que se le ponen, lo que retrasará la rapidez con la que puedes utilizar tu abono en el jardín.

que no se puede poner en el compost
Que no se puede poner en el compost

9. Ramas grandes

Las ramas grandes tardan una eternidad en descomponerse y retrasarán en gran medida la posibilidad de utilizar el compost en el jardín. Puede suponer un poco de trabajo extra cortar o astillar tus ramas para la pila de compost, pero cuanto más pequeños sean los trozos que añadas a tu compost, más rápido se descompondrán.

También, puedes crear una pila de ramas en la parte trasera de tu parcela, donde simplemente apilas las ramas y dejas que se pudran en el transcurso de un par de años. Ahora bien, ten en cuenta que los montones de ramas también son un gran hábitat para pequeñas criaturas y serpientes, así que considera la fauna local antes de empezar a crear tu montículo de ramas.

10. Fertilizante sintético

Los fertilizantes sintéticos introducen altos niveles de elementos inorgánicos en el ecosistema del jardín. Sin dudas, al preguntarte que no se puede poner en el compost, el fertilizante sintético es la respuesta.

Al igual que tomar un multivitamínico genérico en lugar de comer alimentos reales e integrales, la forma en que estos fertilizantes sintéticos proporcionan nutrientes a la tierra puede, de hecho, matar a los microorganismos de tu abono y tu suelo, lo que en última instancia afectará a la salud de tus plantas.

Los compuestos de los fertilizantes sintéticos, como los metales pesados, también se filtran a través del suelo hasta la capa freática, además de alterar el equilibrio natural de nutrientes en el suelo y aumentar la salinidad.

¿Qué no se puede poner en el compost? 10 cosas que NO debes agregar

Conclusión sobre que no se puede poner en el compost

Esperamos que esta lista te haya sido de gran utilidad, la mayoría de los elementos que no se pueden poner en el compost también debes evitarlos en tu vermicompostera. Recuerda siempre utilizar sólo ingredientes naturales para tu pila de compost.

Cuéntanos tu experiencia, si sabes de más productos que no se debe poner en el compost, cuáles SI te han resultado y por qué. Déjanos tu comentario y ayúdanos a nutrir nuestro contenido.

¡Hasta la próxima y feliz compostaje!

También puede interesarte:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir